Así Funcionan los Pedales Automáticos

Posted by WeSura on 29-sep-2016 0:00:00

Así funcionan los pedale automáticos

Los mal llamados pedales “automáticos”, no son más que un sistema de fijación mecánico de los pedales de la bicicleta, a las zapatillas del ciclista.

Los mal llamados pedales “automáticos”, no son más que un sistema de fijación mecánico de los pedales de la bicicleta, a las zapatillas del ciclista. Este mecanismo de sujeción permite al ciclista aprovechar el movimiento circular completo y, por tanto, le otorga mayor potencia en el pedaleo.

Existen varios tipos de pedales automáticos que cubren las necesidades de cada usuario. Sin embargo, la principal dificultad radica en el temor a las caídas, aspecto que se logra superar fácilmente con un entrenamiento previo y controlado.

Funcionamiento básico de los pedales automáticos

Los mecanismos de pedaleo automático, se componen de tres elementos: las zapatillas, las abrazaderas y los pedales. Cuando el ciclista se sube a la bicicleta, introduce el calzado entre un sistema de resortes o muelles dispuestos sobre el pedal, que fijan o anclan la abrazadera acoplada en la suela de la zapatilla.


Guia descargable: Las claves para escoger tu nueva bicicleta

El calzado para ciclismo siempre es de suelas rígidas. Por tanto, en el momento en el que el ciclista se engancha, toda la base del pie se transforma en área aprovechable para empujar y desplazar el pedal. Finalmente, para desengancharse del pedal basta con que gire el talón de su pie hacia el exterior de la bici.

Clases de pedales automáticos

Los pedales automáticos más comunes del mercado son los siguientes: de muelle, de pletina o de elastómeros. Estos son los más populares por tener la mejor relación entre calidad y precio. La principal característica consiste en que su dureza es ajustable y, en consecuencia, resultan fáciles de usar. Tienen la limitación de que en terrenos lodosos se dificulta el anclaje.

Los pedales SPD están diseñados especialmente para ciclismo de montaña y permiten desprenderse del barro fácilmente. Las zapatillas compatibles con el sistema SPD poseen un mecanismo de fijación acoplado a estas y una suela más flexible que hace posible caminar más fácilmente.

Otro sistema de pedales automáticos, son los conocidos como Time o Look, los cuales integran dos grandes muelles para la recuperación automática. Son más suaves y trabajan bien en condiciones de barro; son los más usados por los profesionales. Sin embargo, su precio es más elevado y su durabilidad más corta. Son fáciles de anclar, pero no admiten la posibilidad de ajustar su dureza.

Por último están los pedales automáticos Speedplay, fabricados especialmente para carretera. Tienen prestaciones similares a los Time o a los Look, pero presentan un aspecto y funcionamiento un poco diferente.Este sistema se adhiere a un calzado diferente, que presenta suelas de mayor dureza y con las que resulta más difícil caminar. Son aún más costosos y tampoco es posible ajustar su dureza. Sin embargo, son mucho más suaves, ligeros y funcionan a la perfección en terrenos fangosos.

Prestaciones de los pedales automáticos

Gracias a los pedales automáticos, el calzado entero se transforma en complemento del pedal. Esto permite una mayor transferencia de potencia del ciclista a la mecánica de la bicicleta.

La fijación de los pies del ciclista a los pedales, le facilita a este pararse sobre ellos durante los ascensos, o cuando acelere. Finalmente esto lo que implica es poder desplazarse más eficientemente y más rápido.

Precauciones

Cambiarse al sistema de pedales automáticos siempre despierta temor por las posibles caídas que se puedan presentar. Para reducir este riesgo es importante saber que las abrazaderas cuentan con un sistema de tensión regulable, que cuando se gradúa en su nivel más bajo facilita enormemente el desenganchado de los pedales.

Pero tal vez la recomendación más útil sea la de practicar apoyado en un muro, el acto de engancharse y desengancharse, hasta que este movimiento se torne natural.


New Call-to-action