contenido

¿Cómo elegir el mjeor casco para ciclismo?

El casco es un elemento de protección imprescindible para el uso de la bicicleta. Aunque cueste trabajo creerlo, todavía existen aficionados que se niegan a usarlo porque no lo consideran importante.

El casco es un elemento de protección imprescindible para el uso de la bicicleta. Aunque cueste trabajo creerlo, todavía existen aficionados que se niegan a usarlo porque no lo consideran importante. Una actitud, sin duda, irresponsable, sobre todo si se toma en cuenta que las estadísticas en todo el mundo indican que la mayor parte de los accidentes fatales se deben a la falta de casco.

El tema se vuelve crítico si tomamos en consideración que en un país como Colombia todavía no existe una cultura de respeto al ciclista. El riesgo es alto y, por lo mismo, se deben tomar todas las medidas de seguridad del caso; principalmente, nunca salir a montar en bicicleta sin el casco.

Dicho esto, lo siguiente es evaluar cuál es el tipo de casco que cada aficionado debe elegir, según la clase de práctica que lleve a cabo. Para tomar una decisión acertada, tome nota de la siguiente información.

Guia descargable: El equipo básico para ciclismo de ruta

Conozca cómo es un casco para ciclismo

Todo casco de buena calidad debe incluir cuatro componentes básicos: carcasa, forro, correas y ventilación. Por extraño que parezca, no todos los cascos que usted encuentra en el mercado tienen esos componentes. A veces solo son un remedo, que los comerciantes hacen pasar como casco para ciclismo.

Un casco adecuado debe tener:

  • La carcasa. Es un revestimiento de plástico que está por encima del casco. Su función es la de proteger la cubierta de una eventual perforación. También permitir que el casco se deslice, al momento de un impacto, para ofrecer mayor protección a cabeza y cuello. La carcasa debe estar intacta al momento de adquirir el casco.
  • El forro. Es un revestimiento interno, elaborado en espuma de poliestireno expandido. El forro reduce la fuerza de un posible impacto. Lo más importante es que usted se sienta cómodo al contacto con el forro, de lo contrario, no sirve.
  • El sistema de correas. Son elementos para sujetar el casco, de modo que no se salga de la cabeza si hay un impacto. Al mismo tiempo debe permitir que el casco sea fácil de retirar. Las correas anchas son propias de los cascos para ciclismo de montaña, mientras que las correas delgadas resultan más adecuadas para ciclismo de pista.
  • Aberturas de ventilación. Son perforaciones que están en la carcasa y que cumplen el rol de facilitar el flujo de aire sobre la cabeza. Así mismo, reducen el peso del casco y permiten lograr un mejor control de la temperatura durante la práctica.

¿Cómo es el mejor casco?

A la hora de adquirir un casco para ciclismo se deben tomar en cuenta algunas variables relevantes. Entre ellas se destacan:

  • ¿Para qué se va a usar? Hay cascos de ruta, de montaña y multiusos. El que usted elija, depende de qué tipo de práctica esté llevando a cabo. Aunque el casco multiusos es el más económico y sirve tanto para pista como para zonas irregulares, no es el más seguro. Lo ideal, si usted se mueve en ambos terrenos, es que tenga uno de ruta y uno de montaña. Descubre este artículo sobre cómo escoger un casco de downhill.
  • El tamaño. Es quizás el factor fundamental, ya que de un buen ajuste depende en gran medida la seguridad. Hay cascos que vienen en talla única; otros tienen modelos en Small, Medium, Large y Extra Large. Para una protección óptima, elija una talla que se ajuste bien a su cabeza.
  • Rueda de ajuste universal. Los mejores cascos traen en la parte trasera un dispositivo llamado “rueda de ajuste universal” que, como el nombre lo indica, permite acomodar perfectamente el casco al contorno de la cabeza.
  • Certificación de impacto. Confíe en un casco que le ofrezca una garantía real. Los que le entregan una certificación de impacto cumplen con todos los requisitos de seguridad y están acreditados para tolerar impactos significativos.


New Call-to-action