El Trípode como Soporte de una Buena Imagen

Posted by WeSura on 12-oct-2016 0:00:00

El trípode como soporte de una buena imagen

Hay situaciones en las que el trípode representa la diferencia entre una buena y una mala fotografía. Esas situaciones son, en general, aquellas en las que se requiere un tiempo de exposición más grande. También las que exigen un máximo de precisión y se estropean al mínimo movimiento. Pero, ¿cuáles son esas situaciones en las […]

Hay situaciones en las que el trípode representa la diferencia entre una buena y una mala fotografía. Esas situaciones son, en general, aquellas en las que se requiere un tiempo de exposición más grande. También las que exigen un máximo de precisión y se estropean al mínimo movimiento.

Pero, ¿cuáles son esas situaciones en las que el trípode resulta determinante?  Enseguida te enumeramos las principales.


Descubre cómo asegurar tu cámara con Wesura

 

Amaneceres y puestas de Sol exigen trípode

Sin trípode es difícil captar perfectamente una puesta de Sol o un amanecer. El trípode aporta nitidez a la imagen y permite alcanzar mayor profundidad de campo, dos factores decisivos para que este tipo de fotografías sean maravillosas.

Claro que puedes tomar una foto de estas sin trípode, pero, definitivamente, no queda igual. De hecho, para las fotos de paisajes, en general, te recomendamos el uso de ese dispositivo si lo que quieres es lograr un resultado espectacular.

Las fotografías en las que aparezcas tú

Un trípode es la mejor manera de garantizar que no se presente ninguna distorsión entre el momento en que activas el automático y el instante en el que te pones al frente de la cámara para la foto. Hay muchas formas de hacer esto artesanalmente, pero ninguna ofrece garantías. Así que en estos casos, nada mejor que contar con un trípode.

“Efecto seda” del agua en movimiento

El “efecto seda” en fotografía se refiere a esa apariencia translúcida, con textura suave, como de espuma, que aparece en la imagen del agua en movimiento. Otorga una atmósfera cautivante y enigmática a los paisajes. Solo es posible conseguirlo si se utiliza un trípode. Esto, debido a que se requiere de suficiente tiempo de exposición para lograrlo.

Las estelas o halos de luz

Este tipo de fotografías son absolutamente maravillosas. Muestran la luz como un halo o línea continua, que sería imposible de ver con el ojo humano. El trípode es imprescindible para poder captar las estelas de luz, por una razón obvia: este tipo de fotos demandan, sí o sí, una exposición de varios segundos. De no contar con el trípode, probablemente solo se conseguirá una imagen caótica.

Series de imágenes

Cuando necesitas captar una serie, o momentos sucesivos de una situación, requieres del trípode. De lo contrario, sería prácticamente imposible obtener el mismo encuadre cada vez y se rompería el efecto de serie. De igual modo, como es mínimo el tiempo que transcurre entre una y otra foto, si no hay un soporte fijo, probablemente se produzcan imágenes movidas o desenfocadas.

Superposición y fusión de imágenes

Si lo que quieres es hacer una composición que exija capas o superposición de imágenes, el trípode es una herramienta decisiva. Como en otros casos, aquí también se debe mantener exactamente el mismo encuadre, para que el resultado final no sea artificioso o poco realista. Precisamente la idea en este tipo de fotos es que aunque sean elaboradas en Photoshop, parezcan auténticas.

Fotografías macro

Si quieres hacer fotografías muy cercanas, especialmente cuando son de objetos muy pequeños, vas a necesitar un objetivo macro y un trípode. Sin este implemento, es fácil que se presenten trepidaciones que terminen arruinando la imagen.


New Call-to-action