Frenos para bicicleta de montaña: qué considerar

Posted by WeSura on 16-feb-2017 9:36:14
frenos-para-bicicleta-de-montaña.jpg

La velocidad no te sirve de nada si no puedes controlarla. O, en el peor de los casos, te servirá sólo para acabar estrellado contra el suelo. Los accesorios y componentes de tu bicicleta de montaña juegan un papel importante a la hora de favorecer tu desempeño, pero también a la hora de proteger tu seguridad. Uno de los accesorios para tu bicicleta de montaña al cual debes prestar especial atención son los frenos.

En un deporte en el que los implementos técnicos (bicicleta, accesorios) son indispensables, es inevitable estar atado a los cambios y avances impuestos por la industria. Aunque en un comienzo todas las bicicletas de montaña tenían frenos tipo cantilever que operaban sobre el rin, en la actualidad hay una variedad de tipos de frenos para MTB. Los tres tipos principales son: frenos tipo coaster, frenos de rin (o de zapatas) y frenos de disco. Además, la inclusión de sistemas hidráulicos ha transformado las posibilidades del ciclomontañismo.

Para escoger los frenos ideales para ti, deberás tener en cuenta tanto las características de tus recorridos como de tu estilo a la hora de montar.  A continuación, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre los diferentes tipos de frenos para bicicleta de montaña.


Frenos tipo coaster

La realidad es que este tipo de frenos es más una reliquia que cualquier otra cosa. A diferencia de los otros tipos, estos no se operan con las manos sino con los pies: el ciclista mueve el pedal hacia atrás y detiene el movimiento de la llanta actuando directamente sobre el eje. Entre sus ventajas está que son los que menos mantenimiento requieren y que evitan el uso de cableado.

Los coaster pueden servir para un ciclista casual (son convenientes, sobre todo, para bicicletas de niños y para bicicletas plegables), pero no se desempeñan bien en bajadas muy pronunciadas ni para realizar cambios de velocidad con precisión. Lo mejor es que los descartes como frenos para tu bicicleta de montaña.

 

Frenos de rin

Este tipo de frenos actúan generando fricción directamente sobre el rin para detener las llantas. Existen diferentes diseños para este tipo de freno, como los u-brakes cantilever, los v-brakes y los caliper. Tienen como ventajas un menor peso y mayor área de disipación del calor, además de generar menos impacto sobre los diferentes componentes de la bicicleta (marco, tenedor, llantas).

Entre sus desventajas, están que dejan de funcionar adecuadamente en condiciones de humedad o de mugre, por lo menos hasta que la zapata quite por completo el agua o el mugre del rin. Además, desgastan los rines, lo cual ocurre más rápidamente con condiciones de barro o de polvo.

 

Frenos de disco

Actualmente, son los frenos más populares en ciclomontañismo, por el buen desempeño que ofrecen y por su resistencia a las condiciones climáticas a las que se enfrenta una bicicleta de montaña. Funcionan ejerciendo fricción sobre un disco metálico que va unido al eje de la llanta. Entre sus ventajas están:

  • Mayor fuerza de frenado.
  • Menor esfuerzo para accionarlos.
  • No se ven muy afectados con la humedad.
  • No se traban con el barro.
  • Su desempeño no se ve afectado por imperfecciones en el rin, o falta de alineamiento.
  • No hay riesgo de que dañen la llanta y no desgastan el rin.
  • Disipan el calor sin sobrecalentar la llanta.

Sus desventajas incluyen que sólo se adaptan a marcos especialmente diseñados, que los pads se desgastan con mayor rapidez que las zapatas de freno y que son los que requieren mayor mantenimiento. Como la acción de estos frenos no es sobre el rin sino sobre el eje de la llanta, la superficie con que cuentan para disipar el calor es menor, así que se recalientan y pueden ocasionar lesiones en la piel o dañar materiales sensibles al calor (por ejemplo, la ropa).

Frenos hidráulicos

Los sistemas de frenado hidráulico han transformado el ciclomontañismo, ya que nos permiten ir más rápido y frenar más fácilmente. Funcionan transmitiendo las fuerzas que se ejercen sobre el sistema a través de un líquido incompresible (líquido para frenos). La fuerza que se aplica inicialmente (presión de la mano sobre la palanca) se multiplica en el proceso, según las leyes de la hidráulica: esto es lo que permite detener una bicicleta de montaña que va a gran velocidad con el leve movimiento de un dedo de la mano.

Hasta el momento, no se han inventado un mejor mecanismo para detener bicicletas de montaña que los frenos de disco hidráulicos. Los sistemas hidráulicos tienen el mejor desempeño y evitan que los frenos se peguen por la fricción. Además, ofrecen la posibilidad de hacer un frenado modulado (la fuerza que se ejerce sobre el eje de la llanta es proporcional a la ejercida sobre la palanca) para frenar con mayor precisión.

Entre sus desventajas están que son más costosos, exigen un mantenimiento más complicado y es necesario hacer purgas en el sistema, para evitar que haya oxígeno y se degrade el líquido, con lo cual disminuye su eficacia.


Esperamos que esta guía te sea de utilidad y que ahora tengas mucho más claro qué tener en cuenta a la hora de escoger los frenos para tu bicicleta de montaña.

 

Además, recuerda asegurar tu bicicleta para que tengas tranquilidad en todos tus recorridos:

Asegurar mi bicicleta de montaña