La Fotografía Macro, un Universo en Miniatura

Posted by WeSura on 27-nov-2016 0:00:00

La fotografía macro, un universo en miniatura

La fotografía macro, o macrofotografía, es una vertiente de la fotografía que registra de manera ampliada el tamaño de objetos diminutos. Cuando observas una hormiga de tres milímetros a simple vista, no es mucho lo que puedes distinguir. Pero si le tomas una macrofotografía puedes notar con claridad sus ojos, sus mandíbulas, sus antenas, es […]

La fotografía macro, o macrofotografía, es una vertiente de la fotografía que registra de manera ampliada el tamaño de objetos diminutos. Cuando observas una hormiga de tres milímetros a simple vista, no es mucho lo que puedes distinguir. Pero si le tomas una macrofotografía puedes notar con claridad sus ojos, sus mandíbulas, sus antenas, es decir, hasta el más mínimo detalle de esta maravilla.

Esta modalidad de la fotografía resulta apasionante y espectacular, sencillamente porque estamos acostumbrados a ver el mundo con las limitaciones que nuestro sentido de la vista nos impone. La fotografía macro constituye un universo siempre nuevo, con territorios inhóspitos por explorar. Tal vez por esta razón se ha convertido, desde hace mucho tiempo, en la herramienta preferida de investigadores y científicos de varias áreas, especialmente de la biología.



Descubre cómo asegurar tu cámara con Wesura

La fotografía macro requiere paciencia

Algunas cámaras y lentes que encontramos en el mercado representan la función macro por medio de un ícono en forma de flor. Sin embargo, en realidad esta función no tiene nada que ver con el macro.  Lo que permite en realidad es un acercamiento “extremo” al sujeto que vamos a fotografiar.

A la hora de la verdad, esta función es poco práctica, especialmente si se trata de sujetos que se mueven fácilmente, como una mosca. Y para objetos inanimados, como podría ser un grano de arroz, la iluminación sería crítica porque estarás fotografiando a una mínima distancia y sin ampliar el objeto. Así que, en el mejor de los casos, el grano de arroz se vería tan grande como lo es en la realidad. Por tanto, te repito: eso no es macrofotografía.

La fotografía macro es una disciplina que requiere de paciencia y dedicación. Difícilmente obtendrás una fotografía de portada al primer intento. Lo mejor para iniciarte en el campo de la macrofotografía es contar con una cámara DSLR, porque tanto los objetivos macro (los verdaderos objetivos macro), como los demás accesorios para macrofotografía, solo vienen para este tipo de cámaras.

Accesorios para la fotografía macro

Nada supera la calidad de una fotografía tomada con un buen  objetivo macro. Desafortunadamente, estos objetivos tienen un costo sumamente alto. Sin embargo, no tienes por qué desanimarte: existen muchas opciones con las que puedes obtener buenos  resultados, incluso con calidad profesional. Te puedes sorprender.

La alternativa más funcional son las llamadas “lentes de aproximación”. Estas son como filtros que se adaptan a la parte frontal del objetivo. Sus aumentos van de 1 a 10 dioptrías y oepran como lupas. Las de más dioptrías tienden a deformar al sujeto, especialmente en los bordes; se pueden usar varias simultáneamente.

Otra opción son los tubos de extensión, los cuales se acoplan entre la cámara y el objetivo. Estos permiten una mayor aproximación del sujeto y reducen la entrada de luz al sensor. Lo bueno es que son más económicos que las lentes de aproximación y ofrecen una mayor calidad.

El fuelle de extensión es otra alternativa y tiene la ventaja de que te permite un mayor control en el enfoque, el cual es un aspecto crítico en fotografía macro. El fuelle se instala entre el cuerpo de la cámara y el objetivo.

Finalmente están los anillos de inversión. Estos permiten acondicionar el objetivo al revés al cuerpo de la cámara; con este método obtienes las mejores imágenes y es una alternativa muy económica. Debes tomar en cuenta que el uso de todos estos complementos deshabilita algunas funciones de tu cámara.

Otros aspectos a tener en cuenta

Un aspecto importante en la fotografía macro es la fuente de luz. Debes considerar si esta es natural o artificial, si es directa o indirecta, en interiores o en exteriores, etc. Usualmente habrá necesidad de usar difusores para lograr un resultado óptimo. Tú mismo puedes construir esos difusores usando gasas, angeos, medias veladas blancas, etc. Lo importante es que reduzcan la intensidad de la luz.

Otra opción es acudir a los flashes de anillo o anulares, que se montan en el objetivo de la cámara y destellan con una luz difusa. Este tipo de iluminación es más apta para las condiciones de la escena de fotografía macro.

Finalmente, dos aspectos críticos de la macrofotografía son el enfoque y  la profundidad de campo. El enfoque automático no es útil en estos casos, por eso debes recurrir al enfoque manual. Aun así, no es posible enfocar todo el sujeto; por esta razón debes decidir qué parte del sujeto resulta más interesante para enfocar.

Con la profundidad de campo sucede algo similar, por lo que te recomendamos usar una apertura de diafragma intermedia, un “f/82 o “f/11”, estaría bien. Adiciona algo de luz extra si las condiciones de iluminación no son las mejores.

New Call-to-action