Las Fotos Familiares, un Verdadero Tesoro

Posted by WeSura on 28-sep-2016 0:00:00

Las foto familiares, un verdadero tesoro

Las fotos son, ante todo, recuerdos que toman forma de imagen. A veces, la única referencia de nuestro pasado son esas fotos familiares que alguna mano diligente ha ido conservando. Un abuelo, o bisabuelo, que jamás conociste personalmente, puede contarte su historia con las fotografías que han quedado de él. Las fotos familiares te ayudan […]

Las fotos son, ante todo, recuerdos que toman forma de imagen. A veces, la única referencia de nuestro pasado son esas fotos familiares que alguna mano diligente ha ido conservando. Un abuelo, o bisabuelo, que jamás conociste personalmente, puede contarte su historia con las fotografías que han quedado de él.

Las fotos familiares te ayudan a entender de dónde vienes y también por qué eres como eres. Todas esas imágenes del pasado te conciernen, porque te permiten apreciar cómo se ha indo conformando tu familia; qué clase de mundos tuvieron que encontrarse para dar lugar a tus padres y, finalmente, a ti mismo.


Descubre cómo asegurar tu cámara con Wesura

Los retratos familiares, una historia visual

Las fotografías familiares tienen un valor por sí solas. No importa si están bien enfocadas, bien encuadradas o si resolvieron adecuadamente el problema de la luz. Su valor reside en el hecho de que representan personas y momentos que quedaron congelados para siempre, como prueba de la existencia de alguien.

Casi dos tercios de los fotógrafos en el mundo se dedican a hacer retratos familiares. Generalmente, son contratados para esas ocasiones que llamamos “especiales”: un cumpleaños, un aniversario, el bautismo, el matrimonio, etc. En cambio, las fotografías de los ratos informales, casi siempre, corren a cargo de los mismos protagonistas. Es el caso de los paseos, las salidas a la playa, las vacaciones, etc.

En últimas, en las fotografías familiares quedan plasmados los rituales. Dan cuenta de esas ocasiones a las que la familia otorga valor.

Sin embargo, los álbumes familiares también suelen estar llenos de retratos individuales o colectivos, sin una ocasión específica que lo ameritara. En esas fotografías simplemente se buscaba exaltar a la persona, o a la pareja, o a la familia. Cada quien lucía sus mejores galas, o exhibía su mejor pose. Querían dejar un testimonio palpable de quiénes eran y de cómo vivían.

Desentrañando los secretos de las fotografías familiares

Mirando con cuidado las fotografías familiares, puedes desentrañar muchos mensajes que no son tan evidentes a primera vista. La expresión de los ojos y de los rostros en los retratos, siempre revelan algún significado. También la forma de vestir o la manera como todos se organizan para la foto de familia.

¿Quién aparece siempre? ¿Quién no aparece sino pocas veces, o nunca? ¿Por qué? Esas son preguntas que te puedes formular y que, de seguro, te llevarán a profundizar en el conocimiento de tus antepasados.

Pero las fotografías familiares también son testimonio de una época. Las personas llevan ropas y peinados que te resultan extraños, o aparecen situados junto a objetos que, tal vez, nunca jamás has visto. Exhiben uniformes que ni sabías que existían o llevan unos zapatos que parecen sacados de una historia de ficción. Las fotos te hablan de personas, pero también de épocas.

Las fotografías familiares tienen una magia especial, principalmente, porque son una forma de prolongar la vida de personas que ya no están. A través de esas imágenes puedes evocar todo lo que fueron y hasta puedes sentir la proximidad que te une a ellos. Quizás descubras un gesto, un rasgo, una actitud de los que aparecen en la fotografía, con el que te identificas. Es entonces cuando sientes emoción por formar parte de una historia que se escribió y se escribirá, antes de que nacieras y más allá de tu propia vida.


New Call-to-action