Los Secretos del Teleobjetivo

Posted by WeSura on 28-oct-2016 0:00:00

Los secretos del teleobjetivo

Los teleobjetivos hacen parte del equipo fotográfico ideal para los profesionales de la fotografía. En algunos campos constituye una herramienta indispensable de trabajo. Es el caso del reportaje gráfico, especialmente si tiene que ver con deportes. También resulta fundamental en la fotografía de naturaleza o en la combinación de fotografía y astronomía. La enorme ventaja […]

Los teleobjetivos hacen parte del equipo fotográfico ideal para los profesionales de la fotografía. En algunos campos constituye una herramienta indispensable de trabajo. Es el caso del reportaje gráfico, especialmente si tiene que ver con deportes. También resulta fundamental en la fotografía de naturaleza o en la combinación de fotografía y astronomía.

La enorme ventaja que tiene un teleobjetivo consiste en que podemos fotografiar a distancia: no tenemos que acercarnos al sujeto. Por ejemplo, si vamos a fotografiar a un animal salvaje lo podemos hacer a una distancia prudencial, sin interferir con su naturaleza y sin exponernos a ningún peligro.

Si lo que queremos fotografiar es un Fórmula uno dando la curva, o el momento en que nuestro equipo favorito de fútbol marca un gol, en ambos casos lo podemos hacer desde las gradas sin ningún inconveniente.


Descubre cómo asegurar tu cámara con Wesura

 Características del teleobjetivo

Lo primero que debemos observar en un teleobjetivo es su distancia focal. Recordemos que la distancia focal es la distancia que hay entre el diafragma del objetivo y el sensor de la cámara. Esta longitud se expresa en milímetros. A más milímetros, mayor es la distancia focal y, por tanto, hay mayor alcance, o, en otras palabras podemos ver más cerca a los sujetos que se encuentran muy lejos.

Existen varias clasificaciones para los teleobjetivos, pero, en general, podemos afirmar que se consideran teleobjetivos los que tienen distancias focales de 70mm en adelante. Pueden llegar a los 1200mm o incluso más.

Es importante tener en cuenta que a mayor distancia focal, menor es el ángulo de cobertura. Dicho de otro modo, a mayor número de milímetros, más cerca vemos el objeto. Esto significa, a manera de ejemplo, que si hay una escena con diez objetos a 50 metros de distancia y usamos un teleobjetivo, en el encuadre solo van a aparecer dos objetos.

Adicionalmente, todos los objetivos, incluyendo los teleobjetivos, se fabrican con distancias focales fijas y distancias focales variables. Un teleobjetivo de 100mm es un objetivo de distancia focal fija, es decir, enfoca a 100mm de distancia. Por su parte, un teleobjetivo 70-300mm es un objetivo de distancia focal variable, esto quiere decir que enfoca todo lo que esté comprendido en un rango de 70mm y 300mm. Los de distancia focal fija son más luminosos y, por ello, la calidad de fotografías que se obtienen son de mayor calidad.

Algunos tips adicionales

La óptica de un teleobjetivo implica que a mayor distancia focal (más milímetros), tenga más lentes internos. Esta característica implica que la luz debe atravesar todos estos cristales antes de llegar al sensor. Por esta razón se dice que son “objetivos oscuros”. Los mejores teleobjetivos son aquellos que son más luminosos, es decir, aquellos que permiten mayor ingreso de luz al sensor de la cámara.

Un aspecto fundamental en los teleobjetivos es que deben tener un estabilizador. La razón es muy simple: a la hora de fotografiar con un objetivo normal, los movimientos leves pueden pasar desapercibidos. En cambio, con un teleobjetivo, el más mínimo movimiento se magnifica. Y como no siempre podemos usar trípode, si no contamos con el estabilizador, la fotografía que se produzca será desastrosa, totalmente borrosa.

Con los teleobjetivos la profundidad de campo se reduce, es decir que disminuye la zona de nitidez por delante y por detrás del sujeto. Esta característica tiene como resultado que los fondos salen desenfocados, lo cual es interesante, porque resalta al sujeto respecto al fondo y le otorga una estética particular. Sin embargo, la desventaja de esta característica es que tiende a volver plana la imagen, es decir, los diferentes planos se juntan en uno solo y la fotografía pierde en volumen y tridimensionalidad.


New Call-to-action