contenido

¿Por qué tener un seguro para las cámaras?

Perder el equipo fotográfico es una de esas pesadillas que nadie quiere convertir en realidad. Por lo general, y aun en los equipos de gama media o baja, representa una inversión considerable. Además, y es lo más importante, puedes perder fotografías que son absolutamente irrecuperables. En Colombia no hay una verdadera cultura de la prevención. […]

Perder el equipo fotográfico es una de esas pesadillas que nadie quiere convertir en realidad. Por lo general, y aun en los equipos de gama media o baja, representa una inversión considerable. Además, y es lo más importante, puedes perder fotografías que son absolutamente irrecuperables.

En Colombia no hay una verdadera cultura de la prevención. Por eso para muchos, un seguro para cámaras puede sonarles a exageración. Desafortunadamente prima la lógica de “el golpe avisa”, o sea, esa visión tropical en la que solo se asumen las consecuencias cuando ya no hay nada que hacer.

Los robos y el seguro para cámaras

Los amigos de lo ajeno son a la vez íntimos amigos de los equipos fotográficos. Saben que inclusive las piezas más pequeñas suelen tener altos costos. Hacerse con una buena cámara equivale para ellos al trabajo de un mes o más. Por eso andan a la caza de esos fotógrafos entusiastas que por capturar alguna imagen, o buscar un buen ángulo, pierden de vista su equipo.

De hecho, ni siquiera en tu casa puedes tener la certeza de estar a salvo. Se dice que “hay ojos y oídos por todas partes”. Esto quiere decir que, frente a un objeto de alto valor, siempre hay comentarios u ojos expectantes, de algún conocido, o del amigo de un amigo, que no van a perder ocasión de dar el gran golpe.

Los seguros para cámaras son la mejor medida de prevención para evitar que tu inversión se vaya a la basura. Por supuesto, hay muchas medidas que puedes tomar para que no te roben, pero en definitiva, ninguna es totalmente eficaz.

Lo aconsejable es que nunca vayas solo a tomar fotografías. Pero, desafortunadamente, la mayoría de los fotógrafos no siempre pueden ponerse de acuerdo con otros para salir en grupo. Es muy difícil, dado que los intereses y los tiempos rara vez coinciden. Eso les da a los ladrones una oportunidad inmejorable para quedarse con tu equipo.

Un buen seguro para cámaras

Un buen seguro para cámaras no solamente te ofrece protección frente al hurto, sino que también incluye compensaciones por pérdidas y daños. Las cámaras fotográficas son elementos que pueden estropearse por completo por una caída, un choque o un simple descuido. A veces esos daños son irreparables y, en un dos por tres, pierdes lo que tanto tiempo te costó conseguir.

Ahora bien, es muy probable que estés pensando en algo que nos ronda la cabeza cada vez que hablamos de seguros: el costo. Quizás has adquirido tu equipo haciendo un gran esfuerzo financiero. No solo estás expuesto a robos o daños, sino que ahora resulta que debes adquirir un seguro para proteger tu inversión. Dinero y más dinero.

La buena noticia es que ahora Colombia ha entrado en una de las tendencias más fuertes en el mundo: los seguros colaborativos. Son un tipo de productos que puedes adquirir en conjunto con tus amigos, o con otras personas que tengan las mismas necesidades e intereses. Esto hace que los beneficios en términos de costos aumenten significativamente y, que al mismo tiempo, te protejas de manera eficaz con un seguro para cámaras.

Actualmente solo WESURA ofrece este tipo de seguros colaborativos para cámaras en Colombia. Contratarlos es muy sencillo y verdaderamente, vale la pena. Si bien, lo ideal es que jamás tengas que pasar por una experiencia de hurto o pérdida, nadie está exento de que esto ocurra. Dicen las abuelas que es mejor prevenir que curar. Escúchalas.