Tipos de Candados para Bicicletas

Posted by WeSura on 08-dic-2016 17:50:00

Tipos de candados para bicicletas 

Los candados para bicicletas se han convertido en grandes aliados para la seguridad, especialmente en las ciudades más populosas. Lo importante es que sepas elegir el adecuado y que lo utilices de la forma correcta.

Los candados para bicicletas se han convertido en grandes aliados para la seguridad, especialmente en las ciudades más populosas. Lo importante es que sepas elegir el adecuado y que lo utilices de la forma correcta. Solo de esta manera tendrás la garantía de que tu bici va a estar ahí cuando vayas a buscarla.

Debes tomar en cuenta que un buen candado para bicicleta exige cierta inversión. No caigas en la tentación de comprar el más barato, o el más básico, porque igual estás gastando dinero y, por poco que sea, se convertirá en un capital perdido. Lo peor es que puedes decirle adiós para siempre a tu bici.

Por supuesto, tampoco se trata de gastes una fortuna en comprar el mejor de todos los candados para bicicletas. Simplemente basta con que escojas el que mejor responda a tus necesidades, sin considerar el precio como el factor definitivo. Para ayudarte a hacer la mejor elección, enseguida te contamos cuáles son los principales tipos de candados para bicicleta que puedes encontrar en el mercado.

Candados para bicicletas “Tipo U”

Este tipo de candados para bicicleta también se conocen con el nombre de “Horquilla” y son los más seguros de cuantos ofrece el mercado. En general, son fabricados por las grandes marcas. Son elaborados en acero endurecido y están cementados con una cerradura óptima. Estos candados son irrompibles y tienen protección antitaladro, antiganzúa y anticorte.

Los candados para bicicleta tipo U, permiten asegurar el cuadro a una base fija. Como punto negativo tienen el hecho de que pesan hasta dos kilogramos y no son fácilmente transportables, ya que no tienen flexibilidad.

Candados de cadena

Este tipo de candados para bicicletas son prácticamente igual de seguros a los “Tipo U”, pero tienen la ventaja de ser flexibles, por lo que su transporte y manipulación resulta más sencilla. También tienen la virtud de que se adaptan fácilmente a bases de diversos tipos, como un poste o un árbol. No son tan costosos como los candados de horquilla, pero ofrecen básicamente el mismo nivel de seguridad.

Candados articulados o desplegables

Están elaborados con placas rígidas, que se pueden plegar. Tienen la ventaja de que ocupan poco espacio y son de fácil transportación. Su principal atributo es que combinan la solidez de los candados para bicicletas “tipo U”, con la flexibilidad de los candados de cadena. Lo recomendable es adquirir uno de los modelos de mayor longitud, ya que estos son más fáciles de atar a los postes y bases cilíndricas.

Candados para cuadro o “Candado Holandés”

Este es uno de los candados para bicicletas más populares. Tienen una forma similar a la de una herradura y su función principal es la de bloquear la bici para evitar que sea puesta en marcha. Por sí solo no protege de los ladrones, pero sí constituye un buen complemento para otro tipo de candados. Igual, si tienes una bici de bajo costo, quizás sea suficiente con uno de estos para evitar un robo. De seguro, un ladrón no se tomará demasiadas molestias para hurtar una bicicleta de baja gama.

Candados de cable o espiral

Es uno de los más económicos en el mercado de candados para bicicletas. Los hay de dos clases: el básico, que es el más común, y el de espiral gruesa, que es un poco más elaborado. El básico es muy fácil de romper y por eso está involucrado en el 90% de los robos de bicicletas. El de espiral gruesa ofrece un nivel superior de eficiencia, pero aún así, no te da una verdadera garantía. Pueden funcionar si se combinan con otro tipo de candados, pero en realidad no son una opción recomendable.